¿ Teclado o piano digital ?

Esta es una de las preguntas que más frecuentemente recibimos en Unión Musical. Son muchos los padres que nos preguntan cuál es el instrumento indicado para que sus hijos puedan practicar en casa y seguir el ritmo de aprendizaje recomendable. Generalmente orientados por el profesor, suelen tener alguna idea más o menos clara, pero al fin y al cabo la pregunta es inevitable: ¿Teclado o piano digital?

Podemos empezar aclarando que no es lo mismo aprender piano clásico, que teclados en general.

En el caso del piano clásico, algunas escuelas y academias, y sobre todo los conservatorios, exigen al alumno adquirir un piano acústico (de cuerdas), con la inversión que ello supone:

Y es aquí donde entra en juego el piano digital (sin cuerdas) como alternativa viable para estudiar piano clásico; mientras que los teclados domésticos no lo son, y éstos están más orientados a un divertimento en casa para interpretar piezas de estilos más modernos como el rock o el pop.

Vamos a intentar despejar algunas dudas, aunque nunca hay una única respuesta y, al final, la decisión entre teclado o piano digital la tienen que tomar los propios padres orientados por el profesor, y por nosotros como especialistas en permanente contacto con el mercado.

teclado o piano digital (diferencia)

 

Diferencias entre teclado doméstico y piano digital

Octavas (número de teclas)

La principal diferencia entre el teclado doméstico y el piano es el número de teclas del instrumento. Mientras que el teclado doméstico puede tener 49 teclas (4 octavas), 61 teclas (5 octavas) o incluso 73 (6 octavas), el piano digital dispone siempre de 88 teclas (poco más de 7 octavas) como si fuera un piano acústico, es decir, el teclado completo.

Muchas veces son los niños los que explican a sus padres que el instrumento con el que practican en la escuela o el conservatorio tiene las 88 teclas.

Este asunto no es demasiado relevante al principio, pues se trata de que el futuro pianista, pueda digitar con ambas manos aquello que practica en sus clases. Por tanto, y hasta que no se adquiera un cierto nivel (normalmente en el 3er o 4º nivel), no oiremos aquella frase célebre de: “Papá, es que… ¡¡¡ Me faltan teclas !!!”.

Tecla contrapesada Vs Tecla sensible al tacto

También en cuanto a teclas se refiere, existe otra gran diferencia que a la postre será de gran relevancia a la hora de decidirse por teclado o piano digital.  Nos referimos al “contrapeso” o a la “acción martillo”. Los pianos acústicos tienen teclas contrapesadas (o tecla dura), que consisten en un martillo acolchado que golpea la cuerda correspondiente y que, en función de la fuerza de la pulsación, emite la nota con mayor o menor volumen. Una vez soltamos la tecla, esta recupera su posición natural por el sistema de contrapeso.

Pues bien, las teclas de los teclados domésticos no suelen ser contrapesadas sino blandas. De hecho, encontrar en el mercado un teclado de 61 teclas con contrapeso es harto difícil, y más todavía en la gama de producto en la que nos estamos moviendo. Por lo tanto, será conveniente, en el caso en que escojamos un teclado, que por lo menos tenga “teclas sensitivas”. La “tecla sensitiva” pese a no estar contrapesada, es capaz de captar la velocidad y fuerza con la que la pulsamos y por tanto emite un volumen distinto a cada tipo de pulsación. Este detalle es de suma importancia puesto que nos brindará la oportunidad de tocar con lo que técnicamente llamamos dinámica.

Funciones y extras

Otra de las grandes diferencias entre los teclados domésticos y los pianos digitales, aunque ésta no se cumpla en el 100% de los casos, son las funciones que desempeña cada instrumento. Por lo general, el teclado doméstico viene equipado con un gran número de sonidos y acompañamientos automáticos, que lo convierten en un auténtico caramelo para los niños, puesto que pueden tocar sus canciones favoritas con el sonido de una banda de rock de fondo. Siendo la mano izquierda la que dirigirá este acompañamiento.

En la mayoría de teclados estas funciones vienen de origen y como explicamos a los padres “no son negociables”. El instrumento se fabrica así porque estamos hablando de un teclado doméstico. En el mercado existen algunos modelos de teclado sin todas estas funciones pero por lo general, los teclados van cargados de patrones rítmicos, acompañamientos y sonidos.

El piano digital en cambio, sobretodo los modelos pensados para el estudio, no llevan estos “extras”. En estos pianos digitales solemos encontrar entre 5 y 20 sonidos que pueden pertenecer a distintos tipos de piano, pianos eléctricos, clavicordio, órganos y cuerda-orquestal, incluso guitarra acústica y eléctrica. No suelen llevar acompañamientos ni grandes librerías de sonidos, aunque siempre hay opciones y versiones que los llevan. Pero si estamos pensando en adquirir un piano para estudiar, no necesitamos todas estas funciones, que al fin y al cabo, no gustan demasiado a los profesores.

teclado o piano digital (paneles)

 

Precio

El precio suele ser otra de las grandes variables a la hora de escoger el instrumento. Mientras que los teclados domésticos con teclas sensibles al tacto suelen moverse entre los 180 euros y los 400 para modelos más completos, hoy en día ya podemos encontrar opciones en el mercado de pianos digitales sobre los 400 euros (CASIO CDP-130). Este asunto, que años atrás era impensable, hoy en día nos permite poder tener un piano digital en casa por el precio de un teclado de los considerados de gama media económica.

Por tanto, es conveniente valorar el hecho que a veces, comprar una vez es mejor que dos. Si podemos tener un piano digital, nos ahorramos el teclado doméstico, o lo que es lo mismo: unos 200 euros aproximadamente. Recordemos que un día nuestro pequeño pianista nos dirá que le faltan teclas… Ese día deberemos facilitarle un piano digital para que pueda seguir el ritmo de las clases.

Polifonía

Para terminar con las diferencias, nos queda otro apartado no menos importante, que es la polifonía. Muy resumidamente, es el número de notas que pueden sonar a la vez. En los pianos acústicos disponemos de polifonía total, es decir, podemos hacer sonar las 88 teclas (notas musicales) y todas las cuerdas del piano vibrarán.

Para estudiar piano clásico se recomienda un mínimo de 192 voces, pero en los pianos digitales lo ideal (y lo común) es encontrarnos con 256 voces de polifonía. También los hay por debajo con 128, 96, 64 y 48, que probablemente sean más económicos. Y también podemos encontrarnos con polifonías de 384 voces o incluso 512 en los modelos más avanzados.

Por otro lado, en los teclados domésticos, también según el número de teclas, irá desde 8, 16, 20, 24, 32 hasta 48 voces de polifonía normalmente.

Conclusiones

No es fácil decidir, puesto que al final, nadie sabe si los jóvenes aprendices de piano van a querer seguir estudiando o no, pero muchas veces, el instrumento ayuda a que el alumno no se rinda. Cuanto más parecido tenga con el que utiliza en la escuela, más apego ganará con el instrumento y más satisfacción y disfrute obtendrá, lo que se traduce en mayores posibilidades de éxito.

El catálogo de teclados de Unión Musical

El catálogo de pianos digitales de Unión Musical

4 comments

  1. Pingback: Elegir guitarra

Deja un comentario