CÓMO HACER TU ESTUDIO DE GRABACIÓN CASERO (3)

CÓMO HACER TU ESTUDIO DE GRABACIÓN CASERO (3)

En este tercer capítulo para montarte tu estudio de grabación casero, hablaremos de la interfaz de audio. Qué es, para qué sirve, cómo elegir la más adecuada, qué podemos conectar y qué prestaciones tienen.

 

¿QUÉ ES UNA INTERFAZ DE AUDIO?

Para explicar qué es una interfaz de audio, podríamos decir que es como la tarjeta de sonido del ordenador. Pero es más que eso, porque en una interfaz de audio podremos conectar fuentes de sonido de uso profesional. Nos referimos a micrófonos, instrumentos (guitarra, bajo, teclados), monitores de escucha, etc. Aunque sea un estudio de grabación casero, ya no usaremos aquellos micrófonos, altavoces y auriculares que adquiríamos en una tienda de informática y que conectábamos directamente al ordenador con un mini-jack.
A partir de ahora manejaremos cables que tienen clavijas como por ejemplo de tipo XLR (cannon), TRS/TS (jack), RCA o DIN de 5 pines (MIDI).

Estudio de grabación casero. Ejemplo de conexionado:

cómo hacer tu estudio de grabación casero 1

 

A continuación os contaremos cómo obtener un estudio de grabación casero adecuadamente fijándonos en las características a la hora de elegir nuestra interfaz de audio.

¿QUÉ INTERFAZ DE AUDIO ES MÁS ADECUADA PARA MÍ?

USB / FireWire / Thunderbolt.

Pues lo primero que tenemos que ver es cómo vamos a conectarla a nuestro ordenador. Lo general es usar una con USB, pero también encontraremos interfaces que se conectan por FireWire-400 o incluso por Thunderbolt para los usuarios de MAC.

Dentro del modo de conexión, podemos investigar si la interfaz de audio se auto-alimenta desde la energía que le llegue a través del USB / Firewire / Thunderbolt, o si necesita un transformador de corriente forzosamente para funcionar. Esto es útil si queremos ahorrar electricidad, o si no tenemos mucho hueco en nuestra toma de corriente.

Drivers.

Otra cosa a tener en cuenta es si el fabricante tiene drivers para que la interfaz funcione con tu sistema operativo, que lo normal es que sí. (Básicamente porque les interesa que puedan usarlas la mayor cantidad de personas.)

DAW.

También entra en juego el DAW que vayas a usar. Es decir, si el software de producción que uses también es compatible con tu sistema operativo y con tu interfaz de audio.
En definitiva, primero hay que ver previamente si todo el sistema es compatible entre sí.

Ejemplo de DAW en pantalla:

cómo hacer tu estudio de grabación casero 3

Entradas / Salidas.

Para tener un estudio de grabación casero práctico, tienes que pensar hasta dónde quieres llegar.

Normalmente grabarás tus pistas una a una, pero en algún momento tal vez te surja grabar una sesión con más de 4 fuentes de sonido. Por ejemplo, grabar una batería acústica, para lo cual se necesitarán 5 ó 6 entradas como mínimo para conectar cada micrófono. O grabar a un grupo de músicos que están tocando en directo. Para lo cual además se necesitarán unos auriculares para cada uno de ellos. Esto es válido por ejemplo para alguien que viva en una casa aislada en el campo y no tenga vecinos a los que molestar. Quien viva en un bloque de pisos tal vez lo tenga más complicado.

La serie UMC de Behringer ofrece varias opciones en este sentido:

cómo hacer tu estudio de grabación casero 2

También es interesante ver qué tipo de conexiones encontraremos en ella. Esto es muy sencillo. Lo mejor es tener conexiones balanceadas: XLR / TRS (jack). Luego los TS (jack). Y finalmente, en el peor de los casos, nos encontramos las conexiones RCA.

Phantom power.

Si vamos a usar micrófonos de condensador, tendremos que fijarnos que nuestra interfaz tenga un botón para activar y desactivar esta función. La veremos normalmente con el letrero “48V”, y puede venir a modo de botón o de interruptor.

Resolución: Profundidad (bits) / Frecuencia de muestreo (Hz).

Otro aspecto importante es saber qué opciones nos da la interfaz en cuanto a la fidelidad del sonido se refiere con respecto a la realidad. Trataremos de explicarlo de la manera más sencilla.

La interfaz lo que hace es digitalizar el audio. Es decir, hay un proceso en el que el audio que grabamos físicamente (por ejemplo una voz captada por un micrófono) se transforma en datos. Este proceso se llama cuantización del audio.
Sabiendo esto, podríamos decir que la resolución es la relación que existe entre la profundidad y la frecuencia de muestreo. La profundidad es la cantidad de datos (se mide en bits), y la frecuencia de muestreo es la cantidad de muestras que es capaz de tomar por segundo (se mide en hertzios – Hz).
En general, nos encontraremos profundidades de 8, 16, 24 o 32 bits. Y frecuencias de muestreo de 44100, 48000, 96000, 192000 y 320000 Hz.

Por ejemplo:
– En un CD de música estándar, encontraremos pistas de audio de 16 bits a 44100 Hz.
– El audio final de un vídeo se saca con 16 bits a 48000 Hz.

cómo hacer tu estudio de grabación casero 4cómo hacer tu estudio de grabación casero 5

 

¿Y para qué quiero una interfaz que trabaja a más de 16 bits y más de 44100 Hz?

Pues porque cuando estás grabando y trabajando tu producción, vas a poner en marcha unos procesos que modificarán tus pistas de audio grabado. Pueden ser compresores, ecualizadores, efectos de tiempo (delay, echo, reverb,…), etc. Después, además harás un proceso de mezcla y finalmente un proceso de masterización.
Si todos estos procesos podemos trabajarlos a un nivel de más de 16 bits y más de 44100, más datos contendrán nuestras pistas. Por lo que nuestra “cirugía” sobre cada audio será más precisa. Al final tendremos un producto cuya calidad sonora será más fiel a la realidad.

Lo podemos explicar análogamente si hablamos de imágenes. Si retocamos una foto que ya desde un principio viene muy pixelada, con una resolución muy baja, el resultado final no será bueno. Con el audio pasa lo mismo. Cuanto mejor sea nuestra materia prima, mejores resultados tendremos al final del proceso.

AMPLIAR LOS CANALES DE ENTRADA EN NUESTRA INTERFAZ

Antes hablábamos de la posibilidad de ampliar las entradas de nuestra interfaz. Si no queremos hacer una inversión muy grande en nuestra interfaz, tal vez nos interese tener la posibilidad de ampliar el número de entradas de la misma en un futuro. Para ello tenemos que fijarnos en que tenga entrada digital por ADAT, SPDIF o SMUX (TOS-link fibra óptica).

 

estudio de grabación casero 7El TOS-link nos permitirá sumar 8 canales más a los que ya teníamos. También existe otra conexión SPDIF coaxial-RCA, pero ésta nos permitirá sumar sólo 2 más. Ojo, cuando decimos canales, nos referimos a líneas mono. Un teclado necesitará usar 2 entradas.

 

 

Como ejemplos, la Native Instruments Komplete Audio 6, viene con 4 entradas y 4 salidas. Con el SPDIF la convertimos en 6×6.

Focusrite Scarlett 18i8 viene con 8 entradas, ampliables a otras 8 por ADAT y 2 más por SPDIF.

 

cómo hacer tu estudio de grabación casero 6

¿Y qué aparato necesito para aportar esas entradas extra?

Pues por ejemplo un previo de 8 entradas con salida por ADAT: FOCUSRITE SCARLETT OCTOPRE

CONCLUSIÓN

Sabiendo cómo vamos a trabajar podremos elegir adecuadamente nuestra interfaz de audio. Si te interesa, puedes consultar nuestras recomendaciones del TOP 10 de interfaces de audio.

 

Y también puedes pasarte por la sección de interfaces de audio de nuestro Outlet Musical, y tal vez encuentres una buena oportunidad para hacerte con una con un gran descuento.

 

No te olvides de seguirnos en facebook y en twitter para estar al tanto de nuestras novedades y publicaciones.

0 thoughts on "CÓMO HACER TU ESTUDIO DE GRABACIÓN CASERO (3)"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *